Código de Ética del Instituto de Defensa Legal (IDL)

Las personas que formamos parte del Instituto de Defensa Legal (IDL), nos comprometemos a respetar los siguientes principios y derechos:

  1. Respetar las diversas opciones ideológicas, políticas o religiosas que todos y cada uno de sus miembros tengan en forma individual, dentro del marco de los derechos humanos y el sistema democrático.
  2. Los principios de veracidad, objetividad, ética e independencia en la actuación de nuestros medios de comunicación.
  3. Los principios de separación de poderes, la elección popular de los gobernantes y el pluralismo político, como pilares del sistema democrático. En ese marco, un sistema de partidos políticos representativo y transparente es una condición indispensable.
  4. El rol de las instituciones de la sociedad civil en el sistema democrático, como distinto y complementario al de los partidos políticos.
  5. El derecho fundamental, consagrado en la Constitución y los tratados de derechos humanos, de participar en la vida política del país a través de partidos políticos o cargos públicos.
  6. La clara distinción de roles y funciones entre partidos políticos y sociedad civil, lo que nos obligan a quienes formamos parte de la institución a que: 

a. Quienes tengan o asuman responsabilidades de dirección en el Estado, entidades públicas o privadas, partidos políticos o iglesias; no podrán asumir simultáneamente cargos de dirección en el IDL.

b. Quienes tengan o asuman responsabilidades de dirección en el Estado, entidades públicas o privadas, partidos políticos o iglesias y, simultáneamente, presten servicios en el IDL, deberán explicitar en cada oportunidad a título de qué condición prestan declaraciones a la prensa o hacen declaraciones o intervenciones públicas.

c. Quienes tengan o asuman responsabilidades de dirección en el Estado, entidades públicas o privadas, partidos políticos o iglesias y, simultáneamente, presten servicios en el IDL, deberán declinar prestar declaraciones a la prensa o hacer declaraciones o intervenciones públicas de naturaleza político-partidaria, cuando estén llevando a cado una actividad, encargo, presentación o entrevista institucional.

d. Quienes presten servicios en el IDL y decidan participar como candidatos en procesos electorales, no podrán ejercer funciones que comprometa la imagen pública ni la independencia de la institución. Se alejarán de la institución mientras dure la campaña electoral.

e. No puede llevarse a cabo ninguna actividad político-partidaria durante la ejecución de las actividades de la institución.

f. No puede utilizarse la infraestructura, los servicios, el personal ni los recursos económicos o materiales de la institución, a favor ni en contra de actividades político-partidarias.

Las instancias de dirección y los equipos de trabajo del IDL no deben ser integrados exclusivamente por personas de una misma filiación político-partidaria.