07 Agosto, 2018

A pedido de los familiares de las víctimas de La Cantuta y Barrios Altos, la Corte Suprema de Justicia ha admitido el pedido para que el indulto otorgado a Alberto Fujimori sea revisado para determinar si se adecúa a los principios establecidos en la Convención Americana de Derechos Humanos.

El juez supremo Jorge Castañeda Espinoza estará a cargo de este proceso. Esta designación genera gran preocupación entre los abogados del IDL, porque se trata del mismo juez que emitió un voto dirimente a favor de la absolución de los autores mediatos de la masacre de Accomarca: el general Wilfredo Mori Orzo, (jefe político-militar de la zona), el coronel Nelson Gonzales Feria (jefe del Estado Mayor) y Carlos Delgado Medina (G 1 Operación).

Según Carlos Rivera, “el juez Castañeda está cambiando la jurisprudencia emitida por la Corte Suprema, que asumió que los autores mediatos fueran considerados como responsables de crímenes contra los derechos humanos”.

Afortunadamente, en el caso Accomarca, un segundo voto dirimente puede anular el de Castañeda Espinoza y lograr que los que dieron las órdenes a Telmo Hurtado y los otros jefes de menor rango para que asesinen a 69 personas por fin cumplan su condena.