%Title

Corte Suprema decidirá si confirma condena a policía que torturó a Gerson Falla Marreros
28/11/2017
  • Perú

El día de mañana miércoles 29 de noviembre del 2017, a las 08.30 am, la 1ra. Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema presidida por el magistrado Lecaros Cornejo decidirá en última instancia si confirma la condena a 10 años de prisión por la comisión del delito de Tortura impuesta al ex policía Alfredo Huamán Alvarez o en su defecto declara NULA la sentencia y dispone un nuevo juicio oral.

La Parte Civil representada por el abogado Juan José Quispe de IDL al igual que el Fiscal Supremo en lo Penal considera que  esta condena debe ratificarse porque se ha acreditado que el condenado fue uno de los policías que golpearon a Gerson Falla, pero sobre todo porque si bien filmó los actos de tortura cometido por los policías al interior de la Comisaría de San Borja, consintió que los demás golpearan salvajemente al detenido Falla Marreros. En total, recibió 59 golpes en todo el cuerpo, dos días después de la intervención falleció en el Hospital Arzobispo Loayza. 

El caso:
Gerson Falla Marreros, joven trabajador fue intervenido aproximadamente a las 9.20 de la mañana del día 24 de abril del 2011 dentro de las instalaciones de la Panadería “Somos Cajamarca” ubicada en la cuadra 39 de la Avenida Canadá en el distrito de San Borja, lugar a donde ingresó debido a que buscada ocultarse de unas personas que intentaban asaltarlo.

A los pocos minutos llegaron efectivos de serenazgo y policías de San Borja quienes lo redujeron y lo llevaron a la Comisaría de San Borja ocasionándole un promedio de 59 lesiones en casi todo el cuerpo, las mismas que habrían sido producidas en durante su intervención, en el traslado y al interior de la Comisaría de San Borja.

Gerson Falla Marreros fallece a las 11.30 am del día 26 de abril del 2011 en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Arzobispo Loayza, sus tejidos internos estaban destruidos por los golpes recibidos que le produjo una infección renal y porque no pudo soportar cinco paros cardio-respiratorios. Deja un hijo que ahora ya sabe la verdad de lo que le ocurrió a su padre, quien solo busca justicia, no venganza.