Adolescentes que presentaron la demanda para detener la deforestación en el Perú se pronuncian frente a la ley antiforestal

Adolescentes que presentaron la demanda para detener la deforestación en el Perú se pronuncian frente a la ley antiforestal

«Los bosques son importantes porque de ahí sale el agua. Sin agua no somos nada. La ley de los congresistas va a matar los bosques y va a secar el agua»[1]

Uniéndonos al llamado de los niños ambientalistas de Barranquita en su carta por los bosques, nos dirigimos a ustedes con un profundo sentido de urgencia y responsabilidad.

Los bosques de la Amazonía no son sólo extensiones de tierra. Son el hogar de innumerables especies y comunidades amazónicas, las cuales dependen de su existencia para sobrevivir.

Los bosques de la Amazonía no son un simple recurso explotable. Son el presente y el futuro de nuestra tierra y nuestras comunidades.

Los bosques de la Amazonía no son una simple postal bonita o destino turístico. Son los pulmones del país y el mundo, la fuente de nuestro oxígeno, el elemento esencial que sostiene nuestra vida y la de las generaciones venideras.

En este momento crítico, es imperativo que compartamos nuestras preocupaciones y aspiraciones por el futuro de nuestra tierra. ¿Cuándo entenderemos que su preservación es fundamental para nuestra propia existencia?

La deforestación y la destrucción de nuestros bosques representan una amenaza inminente para todos y todas, especialmente para nuestra biodiversidad y para las comunidades indígenas que dependen de ellos para su subsistencia y que centran su cosmovisión en los mismos.

Este peligro está más latente que nunca, con la promulgación de la ley 31973, que modifica la Ley 29763, Ley Forestal y de Fauna Silvestre. Estos cambios en nuestra legislación forestal constituyen una gran amenaza a nuestra Amazonía y por lo tanto a toda la vida que se encuentra allí.

Es por ello que hacemos un llamado a la conciencia colectiva y a la acción inmediata. No podemos permitir que intereses a corto plazo prevalezcan sobre el bienestar a largo plazo de nuestro país y de nuestro planeta.

No dejemos que se hagan leyes que atenten contra nuestros bosques. No dejemos el futuro de los mismos en manos de aquellos que quieren destruirlos. Alcemos la voz, gritemos, movilicémonos, escribamos, hagamos algo por salvar nuestra Amazonía.

Presidenta Dina Boluarte, presidente del Congreso Alejandro Soto, ministros y congresistas, les instamos a cumplir con su labor de escuchar nuestras voces y legislar A FAVOR de la población. Les instamos a tomar medidas concretas para proteger nuestros bosques, empezando por derogar esta ley explotadora que impulsa la deforestación a gran escala de nuestra Amazonía.

[1] Niños ambientalistas de Barranquita

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *