¿Aló, mi general?

¿Aló, mi general?

Noticia publicada en La República el 13/09/20

https://larepublica.pe/opinion/2020/09/13/alo-mi-general-por-mirko-lauer-la-republica

Mirko Lauer

Todo esto va de la mano con la velocidad con que los conjurados tramitaron el lanzamiento del intento de vacancia.

Una nota de Gustavo Gorriti en www.idl-reporteros. pe le añade un importante sesgo a la comprensión pública del complot originado en el Congreso. En ella Manuel Merino aparece, como en el título de la nota, tocando las puertas de los cuarteles (por teléfono, como se hace ahora), con un mensaje de vacancia presidencial.

Haber sido mencionada por Merino en una de sus declaraciones irritó al ministro de Defensa, y produjo un comunicado de ratificación del rol constitucional de la Fuerza Armada. En ese momento los alcances de la mención no estaban a la vista. Ahora con la investigación de Gorriti las cosas empiezan a aclararse.

Merino usó a su edecán en el Congreso y al vocero de su bancada (AP) para buscar contactos con altos mandos militares y con el ministro de Defensa. Uno de los mandos no le respondió, el otro sí. Para ese entonces Merino ya estaba metido de pico y patas en la promoción del complot puesto en marcha con Edgar Alarcón. 

 Los datos aportados por Gorriti, con detalles de las llamadas y fragmentos de conversaciones, acercan las cosas al tema de la sedición (intento de alzarse en armas para derrocar al gobierno establecido) que en otra nota menciona Rosa María Palacios. Seguramente Merino tendrá algo que explicar sobre las llamadas que encargó

Todo esto va de la mano con la velocidad con que los conjurados tramitaron el lanzamiento del intento de vacancia. Con documentos aceptados antes de su debido estudio y otros trámites a la carrera, convocatorias de urgencia a protagonistas claves del sancochado acusatorio, campaña instantánea para dar la vacancia por hecha.

Buena parte de los 65 congresistas metidos en la riesgosa maniobra putchista Merino-Alarcón todavía están a tiempo de recapacitar frente a lo que podría volverse un espantoso caso de conjura contra la democracia peruana. Sobre todo para Acción Popular mantenerse allí será cruzar una línea de muy serias consecuencias, no solo electorales.

La apresurada urdimbre para crear un nuevo presidente a la volada se va destejiendo con cada hora que pasa. Es poco probable que los cuatro partidos conjurados alcancen una mayoría calificada, e incluso improbable que alcanzarla les sirva de mucho. Han servido mal los intereses del país; ahora sirven mal sus propios intereses.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares