Audiencia por sentencia histórica que reconoce derechos del río Marañón se realizará este jueves 9 de mayo

Audiencia por sentencia histórica que reconoce derechos del río Marañón se realizará este jueves 9 de mayo

 

Este jueves 9 de mayo, a las 7:30 a. m., en la sede de la Corte Superior de Justicia de Loreto, ubicada en la ciudad de Iquitos, se llevará a cabo la audiencia por la sentencia histórica que declaró al río Marañón como titular de derechos, luego de que tres entidades estatales apelaran el fallo judicial, emitido en marzo. En el acto participarán representantes de la Federación Huaynakana Kamatahuara Kana, organización de mujeres indígenas kukama que luchan ahora por la defensa de los derechos ya reconocidos del río Marañón y sus afluentes; así como abogados y expertos que expondrán sus argumentos sobre el caso.

En marzo, el Juzgado Mixto de Nauta falló a favor de reconocer los derechos del río Marañón, en una resolución sin precedentes en el Perú, que significó una victoria para la lucha de los pueblos indígenas por los derechos de la naturaleza. Sin embargo, tres de las entidades demandadas, el Ministerio del Ambiente, la Autoridad Nacional del Agua (adscrita al Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego) y Petroperú, apelaron la sentencia en primera instancia. Así, con la audiencia del jueves se abre una oportunidad para que la Sala Civil de Loreto ratifique el fallo, fundamental para la defensa de los ríos en el país.

En la audiencia, además, intervendrán Emilsen Flores y Gilda Fasabi, miembros de la Federación Huaynakana Kamatahuara Kana. Su participación será fundamental para que, ante los jueces y desde la cosmovisión del pueblo indígena Kukama Kukamiria, cuya población habita en las orillas del río Marañón y varios de sus afluentes, hagan escuchar su voz por la defensa del río como un ser vivo, y contra la contaminación de sus aguas, algo que vienen reclamando desde hace mucho.

“Esta lucha no es de poco tiempo. Es de años. La hemos empezado desde muy jóvenes y ya nosotros somos mayores. Había la necesidad de proteger el río. Lo hemos hecho por el bien del país y el mundo. Vamos a seguir trabajando en bien de todos, colectivamente, defendiendo nuestros territorios, nuestros ríos, nuestros bosques, para dejar como herencia a quienes vienen por detrás de nosotros”, manifiesta Emilsen Flores, convencida de que su voz será escuchada por el sistema de justicia en esta nueva etapa del proceso.

Por su parte, Maritza Quispe, abogada del Instituto de Defensa Legal, lamenta que organismos estatales hayan apelado una sentencia que más bien representa un avance en materia de protección al medio ambiente. “Es una lástima que estas entidades del Estado hayan apelado esta sentencia, que ha sido reconocida en espacios internacionales, nacionales y locales”, expresa.

“Es preciso recordarles a estas entidades que lo resuelto por la jueza de Nauta no es el primer caso que otorga esta titularidad a un río. La Corte Colombiana, a través de una acción de tutela, reconoció al río Atrato como sujeto de derecho. Incluso, hace poco, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el caso ‘La Oroya versus Perú’, ha reconocido el valor intrínseco de los ríos, poniendo énfasis en la importancia de proteger a los ríos”, añade.

 

La sentencia abrió una oportunidad para hacer historia

Entre 1997 y 2019, de acuerdo a información de Osinergmin, se registraron más de 60 derrames de petróleo en el río Marañón, provocados por la falta de mantenimiento del Oleoducto Norperuano, a cargo de Petroperú. A ello se suma la contaminación provocada por actividades ilícitas, como la minería ilegal. Frente a esta situación y con el objetivo de proteger al río, las mujeres de la Federación Huaynakana Kamatahuara Kana, liderada por la defensora ambiental Mari Luz Canaquiri, presentaron una demanda de amparo en el 2021, con el apoyo del Instituto Defensa Legal, International Rivers y Earth Law Center.

La sentencia de la jueza de Nauta fue favorable y determinó que la empresa Petroperú debía actualizar su Instrumento de Gestión Ambiental (IGA) para asegurar el mantenimiento del Oleoducto Norperuano y frenar derrames en los ríos. También reconoció al Marañón y sus afluentes el derecho a fluir libremente de toda contaminación y el derecho a su protección, preservación y recuperación. La resolución, asimismo, nombró al Estado y a las organizaciones indígenas como representantes y defensoras del río.

De ese modo, la decisión de los jueces tras la audiencia del jueves será crucial para definir el futuro de los ríos en el Perú. El reconocimiento de los derechos del Marañón inició un camino que, hoy más que nunca, debe ser defendido.

“Esperemos que la Sala Civil de la Corte de Loreto ratifique la sentencia emitida por la jueza del juzgado de Nauta, a fin de tutelar no solo los derechos de los ríos, que lamentablemente están siendo cada vez más contaminados por diferentes actividades extractivas que se desarrollan en la Amazonia, sino también los derechos de todos los ciudadanos que exigen se tutele el derecho al medio ambiente. Creo que los jueces de la Sala Civil de la Corte de Loreto le deben a los pueblos indígenas, a través de la administración de justicia constitucional, que se restituya sus derechos, que han sido vulnerados de manera sistemática”, concluye la abogada Maritza Quispe.

Finalmente, es importante resaltar que se está organizando una conferencia de prensa previa a la audiencia, que se realizará el miércoles 8 de mayo en la sede de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Loreto, ubicada en la ciudad de Iquitos, malecón Tarapacá 382. El evento también será transmitido en vivo, a través de la página de Facebook de Radio La Voz de la Selva, y contará con la participación de personas cuyos esfuerzos han sido esenciales en el proceso, como Miguel Ángel Cadenas, obispo de Iquitos; los abogados Javier Ruiz, Juan Carlos Ruiz y Maritza Quispe; y las activistas indígenas kukama Emilsen Flores y Gilda Fasabi.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *