Comunidades del Cenepa buscan justicia por acuerdos que incumplió el Estado en caso emblemático de consulta previa

Comunidades del Cenepa buscan justicia por acuerdos que incumplió el Estado en caso emblemático de consulta previa

 

El último martes 9 de abril, en horas de la mañana, se llevó a cabo la audiencia en el proceso de la demanda de amparo presentada en 2015 por la Organización de Desarrollo de las Comunidades Fronterizas del Cenepa (Odecofroc) contra el recorte del Parque Nacional Ichigkat Mujac – Cordillera del Cóndor, ubicado en la provincia de Condorcanqui, región Amazonas, cerca de la frontera entre Perú y Ecuador. Si bien en 2021 la Corte Superior de Justicia de Lima dictó una sentencia que declaraba fundada en parte su demanda, se apeló el fallo y el proceso continúa.

El principal pedido de Odecofroc es que se respeten los acuerdos del primer proceso de consulta previa realizado en el país, cuando el Estado pactó con las comunidades una extensión de 152873,76 hectáreas para el parque Ichigkat Muja. El problema fue que, pese a que aquello fue registrado en actas en el 2004, tres años después se publicó el Decreto Supremo 023-2007-AG, que creó el parque con solo 88477 hectáreas.

La demanda de amparo fue dirigida contra el Ministerio del Ambiente (Minam) y el Servicio Nacional de Áreas Nacionales Protegidas por el Estado (Sernanp), entidades que serían responsables por el incumplimiento de los acuerdos de las autoridades políticas con las comunidades awajún y wampis.

 

Sentencia reconoció derechos de comunidades

En la sentencia de 2021, la CSJ de Lima ordenó a las entidades formalizar la consulta previa “con relación a la categoría y destino del área reclamada que no se incluyó dentro de las 152873,76 hectáreas. Esto es, unas 64396,76 hectáreas de diferencia”. Con ello, reconoció los derechos fundamentales de las comunidades.

Sin embargo, el juzgado declaró infundada la parte de la demanda en la que se reclama el incumplimiento del acta de Huampami, firmada en 2004, en el proceso de consulta previa, al no haberse acreditado en ella el dimensionamiento reclamado.

“Lo positivo de esta sentencia es que reconoce el derecho de propiedad de los awajún sobre su territorio. Este reconocimiento es importante porque la empresa minera Afrodita y mineros ilegales quieren impulsar explotación de oro en esa zona. Es el primer proceso de consenso previo realizado por el Estado, y a pesar de ello, se incumplió el acuerdo de consulta previa”, sostiene Juan Carlos Ruiz, abogado del IDL y defensor de la parte demandante en el caso.

 

Proceso emblemático

La lucha de las comunidades por hacer valer sus derechos es especialmente relevante en este caso, ya que se trata del primer proceso de consulta previa (derecho de los pueblos indígenas reconocido en el Convenio 169 de la OIT) que se realizó en el Perú, durante los primeros años de los 2000. Por desgracia, a dos décadas del establecimiento de las actas, sus demandas no terminan de ser atendidas por la Justicia.

Asimismo, la trascendencia del proceso radica en que se trata del reconocimiento del Parque Nacional Ichigkat Muja – Cordillera del Cóndor, de gran valor para la conservación ecológica, como parte de los territorios ancestrales que defienden los pueblos originarios en el país.

En 2009, el entonces presidente de Odecofroc, Zebelio Kayap Jempekit, precisó que dicha reserva es territorio ancestral de los pueblos indígenas y lugar de refugio para los animales, con abundante flora y fauna silvestre. “Que esta riqueza natural heredada por nuestros ancestros la conservaremos, protegeremos y defenderemos hasta siempre porque es el pulmón del mundo, por lo tanto, no aceptaremos la exploración ni explotación minera en la Cordillera del Cóndor”, manifestó en una carta enviada al Gobierno.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *