Condenan a Pérez Documet por desaparición forzada

Condenan a Pérez Documet por desaparición forzada

Noticia publicada en La República el 11/11/21

https://larepublica.pe/politica/2021/11/10/condenan-a-perez-documet-por-desaparicion-forzada-profesor-cesar-hilario-trucios/

Magistrados lo hallaron responsable como autor mediato por la violación a derechos humanos cometida contra el profesor César Hilario Trucios en 1991. Le impusieron 15 años de prisión.

El ex jefe político militar del Frente Mantaro, Luis Pérez Documet, fue condenado a 15 años de prisión por la desaparición forzada del profesor César Hilario Trucios ocurrida el 7 de marzo de 1991 en la base militar conocida como “La Granja”, ubicada en la provincia de Concepción (Junín).

Asimismo, los jueces de la Cuarta Sala Penal Superior Nacional Liquidadora Transitoria de la Corte Superior de Justicia Nacional especializada, Miluska Cano López (presidenta), Otto Verapinto y Percy Ruiz Navarro, ordenaron una reparación civil de 300.000 soles.

Los familiares de la víctima relataron que personas encapuchadas y con botas lo sacaron de su vivienda en la madrugada, y cuando fueron a buscarlo al puesto policial y a la base militar, negaron habérselo llevado. Sin embargo, durante el proceso otro detenido que logró salir en libertad, contó ante los magistrados que Hilario Trucios estuvo en la instalación del Ejército.

Relató que ambos fueron acusados de terroristas y torturados para que “confiesen”. Detalló que pudo escuchar su nombre, que era profesor y miembro de la iglesia adventista, lo que coincide con la descripción del desaparecido. Días después, pudo escuchar sus gritos de auxilio, hasta que su voz se apagó. A la mañana siguiente oyó a militares decir que se les había pasado la mano con él.

Los magistrados determinaron que Pérez Documet conocía de estos hechos y negó dar información sobre el paradero del detenido, por lo que lo hallaron responsable como autor mediato.

El fiscal superior de la segunda fiscal penal nacional del subsistema de derechos humanos, Daniel Jara, destacó que la gran cantidad de pruebas testimoniales y documentos que se presentaron durante el proceso fueron contundentes para lograr la sentencia, que se dio por unanimidad.

“Las pruebas demostraban que Pérez Documet tenía cabal conocimiento de las intervenciones que efectuaban efectivos militares de la base contrasubversiva de Concepción, y de que Hilario Trucios estuvo detenido allí. Además, se comprobó que se negó a dar información a la familia”, dijo a La República.

Precisó que una fuente importante fue la entonces fiscal de derechos humanos de Huancayo, Imelda Tumialán, hoy integrante de la Junta Nacional de Justicia. Ella participó de la búsqueda de Hilario Trucios, y durante el proceso contó que les impedían el ingreso a las bases o limitaban su presencia a parte de las instalaciones, y que no les daban información sobre detenciones realizadas.

Orden de captura

El abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), Juan José Quispe, que representa a la familia del desaparecido, sostuvo que a pesar de que el ex jefe político militar del Frente Mantaro fue condenado, no ha sido detenido al haberse leído la sentencia en una audiencia virtual.

“Hay un gran problema. El Poder Judicial debe tomar las medidas en estos casos en que saben que van a hacer una lectura de sentencia con condena. O citan a las partes de forma presencial o coordinan con la Policía para que vaya al lugar desde donde se conecta el acusado para proceder con su detención”, sostuvo.

Sin embargo, ahora solo cabe dictar orden de captura y que la policía lo busque para que cumpla su sentencia.

Este es el primer caso por el que Pérez Documet es condenado, pero tiene varias investigaciones, entre ellas el secuestro del periodista Gustavo Gorriti durante el autogolpe del 5 de abril, cuya lectura de sentencia sería el próximo 18 de noviembre.

Además, está siendo procesado por el secuestro y desaparición forzada del profesor y los estudiantes de La Cantuta, y por el secuestro de estudiantes de la Universidad del Centro durante 1991.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.