Creación de la Reserva Indígena Sierra del Divisor Occidental: un paso importante en la protección de los PIACI

Creación de la Reserva Indígena Sierra del Divisor Occidental: un paso importante en la protección de los PIACI

 

Después de casi 20 años, el Gobierno creó, mediante Decreto Supremo 004-2024 del Ministerio de Cultura, la Reserva Indígena Sierra del Divisor Occidental, ubicada en las regiones de Loreto y Ucayali, con el objetivo de proteger los derechos, el hábitat y las condiciones que aseguren la integridad de los pueblos indígenas en situación de aislamiento Mayoruna (Matsés o Matis), Remo o Isconahua y Kapanawa.

La solicitud de creación de la Reserva Indígena Sierra del Divisor Occidental fue presentada en el año 2005 por la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) y la Federación de Comunidades Nativas del Bajo Ucayali (Feconbu).

La Reserva Indígena se encuentra en los distritos de Vargas Guerra, Contamana y Padre Márquez, de la provincia de Ucayali; y en los distritos de Maquía, Alto Tapiche y Emilio San Martín, de la provincia de Requena (Loreto); así como en el distrito de Callería de la provincia de Coronel Portillo (Ucayali).

Según el Decreto Supremo N.° 004-2024-MC, publicado el último 22 de mayo en el diario oficial El Peruano, se establece la reserva indígena sobre un área de 515114,73 hectáreas de bosque amazónico, con medidas de protección ambiental que tienen como propósito salvaguardar los derechos fundamentales, colectivos y el uso y manejo de los recursos naturales de los pueblos indígenas en situación de aislamiento (PIA), que habitan en dicho territorio, que ahora tiene la condición de intangible.

De acuerdo con el portal oficial del Gobierno, la Dirección de Pueblos Indígenas en Aislamiento y Contacto Inicial (DACI) será la encargada de implementar un sistema de monitoreo, control y vigilancia ante las amenazas a la vida e integridad de estos pueblos, a través del establecimiento de puestos de control y vigilancia. Asimismo, se realizarán monitoreos y patrullajes fluviales, terrestres y aéreos al territorio de la reserva y sus zonas aledañas, en coordinación con otros sectores con competencia en el tema.

 

Un paso importante en la protección de los PIACI

La medida significa un paso fundamental en la protección de los pueblos indígenas en situación de aislamiento o contacto inicial (PIACI), especialmente vulnerables en diversos aspectos. El aislamiento en que viven, por ejemplo, genera que no hayan desarrollado defensas para enfermedades que se consideran comunes, como una gripe. Ellos dependen únicamente de los recursos que encuentran en el bosque, a causa de que están alejados de otros espacios sociales.

Por todo ello, la creación de la Reserva Indígena Sierra del Divisor Occidental era una medida urgente en la búsqueda de protección de pueblos en aislamiento en el país. Ahora, algunas organizaciones, como Aidesep, han manifestado que permanecerán vigilantes en la elaboración y efectiva implementación del Plan de Protección de esta reserva PIACI.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *