Declaración de la Guardia Indígena Kakataibo reafirma compromiso de proteger sus vidas y territorios

Declaración de la Guardia Indígena Kakataibo reafirma compromiso de proteger sus vidas y territorios

Seis comités de base de la Guardia Indígena Kakataibo y su Junta Directiva se reunieron entre los días 17 y 19 de noviembre en la Comunidad Nativa de Mariscal Cáceres en la región Ucayali. Allí celebraron el Primer Encuentro Anual de la Guardia Indígena Kakataibo de las provincias de Padre Abad y Puerto Inca, con la participación de delegados de las comunidades de Puerto Azul, Yamino, Santa Martha, Katay, Unipacuyacu, Mariscal Cáceres y Nuevo Azul del pueblo asháninka.

La Guardia Indígena, encabezada por Segundo Pino Bolívar, es un órgano de seguridad que forma a su vez parte de la Federación Nativa de Comunidades Kakataibo (FENACOKA). Al encuentro asistió Willy Pino Bolívar en representación de la federación y también Herlin Odicio Estrella, en su condición de vicepresidente de la Organización Regional AIDESEP Ucayali (ORAU). Así mismo, participaron autoridades de la Organización Regional Guardia Indígena del pueblo shipibo-konibo y profesionales del Instituto de Defensa Legal (IDL) y el Consejo Shipibo Konibo Xetebo (COSHIKOX) como aliados estratégicos de la Guardia Indígena.

A la apertura del encuentro asistieron también representantes de la Región Policial Ucayali, la Dirección de Pueblos Indígenas en Situación de Aislamiento y Contacto Inicial del Ministerio de Cultura, el Instituto del Bien Común (IBC) y la Asociación para la Investigación y Desarrollo Integral (AIDER). Ya durante la tarde, los comités de base hicieron un diagnóstico colectivo sobre los principales problemas que amenazan a sus territorios y que son prioridad para el trabajo de la Guardia Indígena, incluyendo actividades como la tala, la minería, el narcotráfico y el tráfico de tierras.

El segundo día estuvo cargado una nutrida programación, empezando con una charla sobre derechos de los pueblos indígenas y herramientas para la implementación de la justicia indígena como parte de la agenda de autonomía del pueblo kakataibo, a cargo del IDL y el Área Legal de COSHICOX.

Posteriormente, se presentó el libro “Las guardias indígenas amazónicas. Experimentos de autoprotección en el cambio hacia la autonomía de los pueblos originarios en la Amazonía peruana” del antropólogo Jacopo Tosi, coeditado por el IDL, Forest Peoples Programme, The Shipibo Conibo Center y las guardias indígenas tanto del pueblo shipibo-konibo como kakataibo. Precisamente, los comentarios a la publicación estuvieron a cargo del presidente Pino Bolívar.

Al terminar, los asistentes debatieron los retos actuales y compromisos en el corto plazo de la Guardia Indígena y aprobaron por unanimidad la declaración de Mariscal Cáceres, la misma que está compuesta de los siguientes siete puntos:

1) Renov[ar] nuestro compromiso de proteger el gran territorio ancestral del pueblo Kakataibo, desde la boca del río Santa Ana hasta Pampas del Sacramento, incluyendo las tierras de la Reserva Territorial Kakataibo Norte y Sur donde viven nuestro hermanos en situación de aislamiento. Trabajamos para proteger nuestros linderos de la presencia de terceros invasores que buscan despojarnos de nuestras tierras para enriquecerse. La Guardia Indígena busca dar paz y seguridad a toda nuestra población para vivir bien.

2) Exig[ir] con urgencia a los gobiernos regionales de Huánuco y Ucayali finalizar todas las solicitudes de reconocimiento como comunidades indígenas, titulaciones territoriales, ampliaciones y georreferenciaciones pendientes. Reclamamos atención inmediata en especial para nuestros hermanos de las comunidades de Unipacuyacu, Nuevo Azul y Katay que atraviesan momentos difíciles por la negligencia del Estado.

3) Demandar al Gobierno Central y a los gobiernos regionales de Huánuco y Ucayali erradicar de una vez por todas las actividades ilícitas que amenazan a nuestros hermanos defensores de los territorios y de los derechos humanos. El narcotráfico, el tráfico de tierras, la tala, la minería y la pesca ilegales continúan operando en completa impunidad, a pesar de nuestras denuncias. También exigimos que se anule la creación ilegal de centros poblados dentro de nuestros territorios, como ha pasado en Unipacuyacu y Santa Martha.

4) Urgir al Gobierno Central y a los gobiernos regionales de Huánuco y Ucayali, a adoptar acciones inmediatas para frenar la contaminación ambiental que generan esa actividades ilícitas, ya sean residuos industriales o desechos domésticos que contaminan nuestras aguas, suelos y bosques. Nuestra salud, incluyendo la de los niños y ancianos, está siendo perjudicada por este problema.

5) Exigir al Estado, en especial al Poder Judicial, la Fiscalía y la Policía, respetar nuestro derecho fundamental a la justicia indígena, que reconoce el artículo 149 de la Constitución y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, y la Guardia Indígena como expresión de nuestra autonomía que también cuenta con reconocimiento jurídico. Por tanto, solicitamos que se nos reconozca de manera oficial y se nos brinde herramientas como uniformes, equipos de monitoreo y capacitaciones para trabajar. Extendemos esta convocatoria a las ONG y otras organizaciones públicas o privadas, a nivel nacional e internacional, que estén comprometidas con el desarrollo de nuestro pueblo.

6) Hacer un llamado a nuestro hermanos jefes de todas las comunidades del pueblo Kakataibo para solucionar nuestras diferencias sobre limites territoriales que solo terminan favoreciendo a los narcotraficantes y taladores que invaden nuestras tierras y construyen carreteras para transportar sus productos. La Guardia Indígena ya está trabajando en x de las 8 comunidades de nuestro pueblo y estamos dispuestos a coordinar con todas las autoridades hasta alcanzar la paz territorial.

7) Renovar nuestros lazos de hermandad con los pueblos shipibo konibo, a través de la Organización Regional  Guardia Indígena, y el pueblo asháninca, a través de la Seguridad Indígena Amazónica. Estamos convencidos de que solo la unidad de nuestros pueblos en toda la Amazonia podrá vencer a la violencia que amenaza nuestras vida y territorios.

Por último, las autoridades de la Guardia Indígena Kakataibo celebraron un campeonato de tiro al blanco, reafirmando así su importancia como medio ancestral para la defensa de sus territorios. Los ganadores fueron premiados por el presidente Pino Bolívar en la ceremonia de clausura, la misma que incluyó actividades culturales como danzas kakataibo y cantos shipibo-konibo y asháninka, marcando el final del encuentro.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *