Declaración de Shilcayo: Por una conservación que respete al pueblo Kichwa de San Martín

Declaración de Shilcayo: Por una conservación que respete al pueblo Kichwa de San Martín

El 27 de enero en la comunidad Shilcayo, distrito Chazuta, en San Martín, se reunieron cinco organizaciones para tomar acuerdos en relación a la defensa del territorio kichwa frente a las medidas de conservación del Parque Nacional Cordillera Azul.

Las organizaciones son: El Consejo Étnico de los Pueblos Kichwa de la Amazonia (CEPKA) y sus bases Puerto Franco y Mushuck Belén; la Federación de Pueblos Indígenas Kechwa Chazuta Amazonia (FEPIKECHA) y sus bases Canayo, Siyambayok pampa, Uucanayaku, Pongo del Huallaga, Rebalse Chazuta y Túpac Amaru; la Federación de Pueblos Indígenas Kechwas del Bajo Huallaga San Martín (FEPIKBHSAM) y sus bases Callanayaku, Ricardo Palma, Shilcayo, Tununtunumba y Chipeza; la organización regional Coordinadora de Desarrollo y Defensa de los Pueblos Indígenas de la Región San Martín (CODEPISAM); y la Asociación lnterétnica de Desarrollo de la Amazonia Peruana (AIDESEP).

Son 10 los puntos que han incluido en esta declaración:

1) Renovamos nuestro compromiso en construir juntos y juntas nuestra autonomía y autodeterminación como pueblo kichwa, especialmente en la lucha por recuperar nuestros territorios despojados por un modelo de conservación colonial y excluyente que nos invisibiliza en el país.

2) Reafirmamos nuestra decisión, en base a nuestro derecho a la autodeterminación, reconocido nacional e internacionalmente, de avanzar nuestra autodemarcación territorial dentro del Parque Nacional Cordillera Azul (PNCAZ) y del Área de Conservación Regional Cordillera Escalera (ACR-CE), generando nuestros polígonos territoriales ancestrales. Ya les dimos al Estado varias oportunidades de resarcirse históricamente, pero no respetaron ni sus acuerdos de la Mesa Técnica del Parque.

3) Seguiremos exigiendo al Estado, especialmente a DRASAM, SERNANP, ACR-CE, cumplir la RM 136-2022-MIDAGRI, que permite nuestra demarcación de territorios comunales dentro de Áreas Naturales Protegidas (ANPs).

4) A los compradores de créditos de carbono del PNCAZ les seguiremos exigiendo que asuman sus responsabilidades por haber invertido en un Parque que nos despojó nuestros territorios. Especialmente, a aquellas empresas como Total Energies, Shell, BHP, y otros, que son empresas contaminantes en el mundo y que buscan limpiar su imagen a costa de nuestros bosques.

5) Reclamamos al Ministerio del Ambiente que de una vez fiscalice y regule el comercio de créditos de carbono que se ha beneficiado a costa de nuestro territorio y apruebe las salvaguardas necesarias para nuestra protección. Y que se reconozca nuestro derecho de pueblo indígena de beneficiarse de las actividades de conservación ambiental en su territorio, tal como lo reconoce el Convenio 169 y la jurisprudencia de la Corte IDH.

6) Rechazamos que el CIMA y el SERNANP sigan intentando dividir a nuestras comunidades del movimiento indígena estructurado, ofreciendo migajas y políticas sucias, difundiendo envenenamiento social y generando organizaciones dentro de nuestras comunidades para implementar sus proyectos y así, querer mostrar que escuchan nuestros reclamos y respetan nuestros derechos.

7) Rechazamos las campañas de estigmatización, criminalización y difamación contra las y los dirigentes que vienen defendiendo el territorio kichwa.

8) Condenamos la larga demora de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) que, a más de dos años y medio de nuestra alerta presentada por premiar al PNCAZ en su Lista Verde internacional, no han tenido la valentía de darnos una respuesta clara si le retiran o no el premio que le dieron al Parque.

9) No reconocemos al Comité de Gestión del PNCAZ y del ACR-CE como espacios de participación plena y efectiva, así como de rendición de cuentas de las gestiones de estas áreas. E insistimos en la necesidad de pensar y diseñar otros modelos de gestión y participación con los pueblos indígenas. Y exigimos la consulta previa de los Planes Maestros de dichas áreas.

10) Por último, nos solidarizamos con otros pueblos indígenas en el Perú y el mundo que se encuentran en lucha contra un sistema injusto de Áreas Naturales Protegidas basado en la exclusión de vidas y memorias, que sigue afectando sus derechos.

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *