Graves síntomas de persistente crisis en el sistema judicial de Perú (Prensa Latina)

Graves síntomas de persistente crisis en el sistema judicial de Perú (Prensa Latina)

Noticia publicada en Prensa Latina el 11/11/19

Por Manuel Robles Sosa

Lima, 9 nov (Prensa Latina): Denuncias que ponen en la cuerda floja al presidente de la Corte Suprema y hablan de una conspiración contra un emblemático fiscal anticorrupción, confirmaron hoy la persistencia de graves problemas en el sistema judicial peruano.

Las revelaciones de contactos del presidente de la Corte Suprema, José Luis Lecaros, con colegas integrantes de una red de corrupción judicial, y de que favoreció indebidamente a un empresario, motivaron el anuncio de una investigación y demandas de que Lecaros renuncie.
Al mismo tiempo, en fuentes del Ministerio Público surgió la alerta de que una insólita multa al destacado fiscal Anticorrupción José Pérez, por hacer declaraciones políticas, prepara el terreno para retirarlo de casos emblemáticos, como el de la dirigente neoliberal Keiko Fujimori, en prisión preventiva desde hace más de un año.

En el primer tema, la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, estudia un expediente que contiene los resultados de una indagación preliminar sobre Lecaros y sus relaciones.

El informe sostiene que el titular de la Corte Suprema se había reunido varias veces con el hoy exjuez de la Corte Suprema, César Hinostroza, señalado como cabeza de una red de corrupción judicial, prófugo en España y pendiente de un proceso de extradición.

Una de esas reuniones, indica el expediente, Lecaros le pidió que lo apoye para ser designado presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y por otra parte ambos favorecieron indebidamente al empresario Salvador Ricci en varios juicios.

El portal de investigación periodística IDL-Reporteros reveló un registro de 14 llamadas telefónicas entre Ricci y Lecaros y 99 entre el empresario e Hinostroza.

La misma fuente reveló que un testigo afirma que, cuando Walter Ríos, juez de la Corte Superior del vecino puerto del Callao, fue encarcelado por integrar también, la red corrupta, el abogado Humberto Abanto, de visita en la cárcel, contactó a Ríos en nombre de Lecaros y le preguntó si necesitaba que este lo ayudara en algo.

Abanto es abogado de uno de los principales involucrados en las investigaciones a Keiko Fujimori por posible lavado de activos, y esta semana fue encarcelado en prisión preventiva como uno de 15 árbitros empresariales acusados de recibir sobornos de la empresa brasileña Odebrecht para favorecerla en litigios con el Estado.

El exfiscal supremo Víctor Cubas, ante la delicada situación de Lecaros, dijo que debe renunciar a la presidencia del Poder Judicial y a la presidencia de la Junta Nacional de Justicia -que selecciona nuevos integrantes del organismo que fiscaliza a los jueces- por carecer de idoneidad y de una conducta intachable.

El fiscal del caso Fujimori, José Pérez, de otro lado, fue sancionado en días pasados con una multa por hacer declaraciones políticas, al pedir a la población que estuviera alerta contra maniobras contra los avances de la fiscalía anticorrupción, y criticar decisiones del parlamento en esa misma dirección.

Sobre el caso, el diario Perú.21 señaló que la sanción sienta un precedente que puede derivar en la suspensión del fiscal y añadió que el jefe de Control Interno del Ministerio Público, Luis Germaná, tiene una actitud adversa a Pérez.

Según el periódico, Germaná fue hace unos años adjunto del fiscal superior Pedro Chávarry, quien llegó en 2018 al cargo máximo de fiscal de la Nación y tuvo que renunciar tras fracasar en su intento de apartar del caso Fujimori a Pérez, quien lo denunció por entorpecer sus investigaciones.

La sanción al fiscal Pérez se produjo en días previos a que dicho funcionario y el coordinador de la Fiscalía Anticorrupción, Rafael Vela, declaren como testigos en una investigación a Chávarry por sus acciones a favor de Fujimori.

Juristas y analistas preocupados por estos problemas del sistema de justicia, señalan que no podrán solucionarse con el retiro de elementos como Chávarry y Lecaros, mientras no se instale la Junta de la Magistratura con poderes para designar y destituir jueces y fiscales, los mismos que tenía el disuelto Consejo Nacional de la Magistratura, varios de cuyos miembros integraban la red corrupta.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.