27 Noviembre, 2015

El Instituto de Defensa Legal – IDL, teniendo en cuenta que la actual composición del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) continúa con los concursos Nº 001-2015-SN/CNM y 002-2015-SN/CNM, y que va a realizar las entrevistas públicas la próxima semana (de lunes a miércoles para juez supremo, el jueves para fiscal supremo) luego de lo cual nombraría nuevos magistrados supremos, debe señalar con carácter de urgencia lo siguiente:

  1. No hay garantías que sostengan una elección en base a los méritos de los candidatos. A lo largo del concurso se han denunciado una serie de irregularidades que no han sido debidamente desvirtuadas y se ha realizado una serie de pedidos de información clave que no han sido atendidos. Muy por el contrario, se ha negado sistemáticamente el derecho a acceder a información básica sobre los exámenes escritos, criterios de evaluación, calificación y otros.
  2. Tampoco existen garantías de un evaluador independiente e imparcial. Es inconcebible e inconstitucional que el consejero Máximo Herrera Bonilla que incurrió en causa grave al reunirse con un postulante en plena convocatoria y fuera del local del CNM, siga ejerciendo el cargo y participando de esta elección.
  3. Que el señor Julio Gutiérrez Pebe, a pesar de la prohibición expresa de la Constitución que determina que los consejeros deben dedicarse exclusivamente y a tiempo completo al cargo, ejerza hoy por hoy el cargo de Decano Nacional del Colegio de Licenciados en Administración incurriendo en una causal de vacancia e inmediata abstención; hace que los actos en los que participa sean nulos de pleno derecho por infringir la prohibición legal. Por ello, debe ser vacado del cargo e inhibirse de inmediato de participar del proceso de elección.
  4. No existen las garantías de que los nombramientos supremos vayan a ser fundados en derecho y debidamente motivados. Esto ha quedado plenamente demostrado con el caso “Quispe Pariona”, en la que el Consejo decidió y se ratificó para luego desdecirse sin mediar hecho nuevo, lo que por cierto abre la puerta para que una persona a todas luces inidónea para el cargo pueda regresar al CNM a través de una demanda de amparo.
  5. Que el Poder Judicial no haya nombrado al consejero suplente de Pablo Talavera, en una clara muestra de rechazo ante la crisis del CNM, denota que ésta no se ha resuelto. Lo mismo debiera hacer el suplente del ex consejero Quispe Pariona.
  6. El IDL hace un urgente llamado a los diversos sectores democráticos y de la sociedad civil. La crisis institucional por la que pasa el CNM está a punto de extenderse a la Corte y Fiscalía Supremas con hasta 6 nombramientos de magistrados sin ningún tipo de garantías y, en consecuencia, expuesta a intereses de diversa índole.
  7. Un proceso y Consejo con tantos insalvables cuestionamientos siempre corre el alto riesgo de concluir mal. En ese sentido, resulta muy preocupante que los magistrados con más cuestionamientos públicos se encuentren en los primeros lugares del concurso.
  8. Continuar con esta situación evidenciaría aún más la ausencia de idoneidad, transparencia e imparcialidad de la actual composición del CNM, lo que no hace sino reforzar el clamor ciudadano y la exigencia constitucional de nuevas elecciones en el Consejo en defensa de una justicia transparente, independiente e imparcial; en lo que es uno de los episodios más críticos del sistema de justicia en los últimos años.

 

Carta al CNM pidiendo vacancia e inhibición de consejero Gutiérrez_26.11.2015.pdf

Carta al CNM pidiendo inhibición de consejero Herrera_09.11.2015 (2).pdf