Organizaciones de derechos humanos denuncian golpe de Estado por el Parlamento de Perú

Organizaciones de derechos humanos denuncian golpe de Estado por el Parlamento de Perú

Noticia publicada en DDC el 11/11/(20

https://diariodecuba.com/internacional/1605083218_26375.html

Cuatro docenas de organizaciones de la sociedad civil peruana, entre las cuales figuran las emblemáticas Instituto de Defensa Legal (IDL) y la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH), catalogaron de “golpe de Estado” la decisión del Parlamento de Perú de destituir al presidente Martín Vizcarra, a escasos meses de que tengan lugar nuevas elecciones presidenciales.

Esta es la segunda oportunidad en la que el Congreso peruano apostó por poner fin de forma anticipada a la presencia de Vizcarra en la presidencia, en lo que ha sido un traumático periodo presidencial que se inició en 2016 y que al concluir en 2021 habrá tenido a tres jefes de Estado diferentes.

“Es una decisión con intereses particulares que termina generando un clima de inestabilidad política y acrecienta el malestar social”, explica desde Lima la periodista alemana Hildegard Willer a DIARIO DE CUBA.

Por su parte, las organizaciones defensoras de derechos humanos rechazaron la votación ocurrida el 9 de noviembre a la que llamaron “golpe de Estado”.

Por un caso de presunta corrupción cuando era gobernador de una provincia, los legisladores peruanos decidieron apartar del poder a Vizcarra por una supuesta “incapacidad moral permanente”. La decisión del Congreso “deja al país en una situación de incertidumbre, en el preciso momento que enfrentamos la mayor crisis sanitaria, económica y social”, sostienen las organizaciones.

Pese a las restricciones vigentes por la pandemia Covid-19, este martes se registraron protestas en la capital peruana para rechazar la decisión legislativa.

La moción para remover al popular mandatario peruano superó los 87 votos necesarios en el Congreso. El resultado final fue de 105 votos a favor de la destitución del presidente, 19 en contra y cuatro abstenciones.

El Congreso decidió nombrar como presidente a Manuel Merino, quien estaba al frente del Legislativo. Las elecciones generales de Perú se realizarán en abril de 2021 y el nuevo mandatario asumirá el poder en julio del año próximo.

De acuerdo con Willer, quien ha vivido en Perú por largos años, el nuevo presidente Manuel Merino tuvo un papel anodino como legislador. “No se le recuerda ninguna iniciativa, es prácticamente desconocido”, sostiene la periodista.

“Había motivos para investigar a Martín Vizcarra, pero el proceso de vacancia se llevó a cabo de forma muy cuestionable”, opinó por su parte José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

En Perú, “68 de los 130 miembros del Congreso están bajo investigación penal. Hay enormes motivos para desconfiar de cualquier decisión de este Congreso”, sostuvo Vivanco, quien además exigió que la Policía permita a los peruanos manifestarse de forma pacífica para expresar su rechazo a la decisión del Congreso.

En febrero de este año ya se vivió un intento por defenestrar a Vizcarra, pero este logró frenarla. La gestión de este mandatario se caracterizó por una permanente tensión con el Congreso, en donde su Gobierno no tenía una bancada propia.

El periodo presidencial 2016-2021 se inició encabezado por Pedro Pablo Kuczynski, quien se impuso en cerrada votación ante la hija del expresidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, ambos con diversas acusaciones en su contra por hechos de corrupción y en el caso del padre también por violaciones a los derechos humanos.

Kuczynski, quien llegó al poder con un discurso anticorrupción, se vio obligado a renunciar en 2018 al conocerse que estaba envuelto en la trama de corrupción de la firma brasileña Odebrecht. En ese momento asumió como presidente quien era hasta ese momento el vicepresidente, Martín Vizcarra.

En septiembre de 2019 Vizcarra asumió la inédita decisión de disolver el Congreso y llamar a nuevas elecciones, que se celebraron en enero de 2020. Los diputados solo estarán escasos meses en sus cargos, ya que en los comicios generales de abril de 2021 deberá elegirse un nuevo Parlamento, además de escoger un nuevo jefe de Estado.

Algunos analistas locales, aseguran desde Lima, que la decisión del Congreso en realidad debe entenderse como una revancha política para poner fin a la carrera de Vizcarra por todos los conflictos que se generaron entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo en Perú.

“La clase política peruana transita al borde del abismo, del suicidio político, con esta decisión de destituir al presidente de ese país cuando faltan menos de cinco meses para las elecciones y menos de ocho meses para que Vizcarra entregara el poder y concluyera el período”, puntualiza por su parte el consultor político venezolano Carlos Masini.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.