Organizaciones de la sociedad civil envían carta a la OCDE expresando su preocupación por modificaciones a la Ley APCI en Perú

Organizaciones de la sociedad civil envían carta a la OCDE expresando su preocupación por modificaciones a la Ley APCI en Perú

 

Representantes de veintinueve organizaciones de la sociedad civil, entre ellas el Instituto de Defensa Legal (IDL), redes de pueblos indígenas peruanos y organizaciones internacionales solidarias han enviado una carta a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), manifestando su profunda preocupación por las recientes modificaciones a la Ley 27692, conocida como la Ley de Creación de la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI). Estas enmiendas, aprobadas por la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso peruano el pasado 5 de junio, son vistas como una amenaza directa a la defensa de los derechos humanos en el país. La carta ha sido enviada por el IDL, en representación de las demás organizaciones, a la Secretaría de la OCDE, con copia a los puntos de contacto nacional de doce miembros de la OCDE.

Las organizaciones firmantes argumentan que las modificaciones legales propuestas resultarán en una sobrerregulación de las organizaciones que reciben cooperación internacional, permitiendo al Estado un control excesivo y arbitrario sobre aquellas que defienden los derechos humanos y promueven mejoras en las políticas públicas. El lenguaje amplio e impreciso de las enmiendas podría ser utilizado para perseguir a las ONG, bajo pretextos de fiscalización, y considerar cualquier uso “indebido” de fondos internacionales como una grave infracción sin el debido proceso legal.

“Estas modificaciones legales permiten al Estado controlar de manera arbitraria a las organizaciones que defienden los derechos de las poblaciones excluidas, afectando seriamente el derecho a la libertad de asociación y expresión”, señalan los representantes en la carta. Además, advierten sobre la creación de una base de datos de organizaciones involucradas en activismo político, lo cual podría considerarse ilegal si se utiliza financiación internacional para intentar reformar políticas públicas.

La carta subraya que estas reformas se presentan en un contexto de creciente restricción del espacio de la sociedad civil en Perú, donde las ONG y las organizaciones indígenas son estigmatizadas y criminalizadas por su labor en defensa de los derechos humanos. En este sentido, AIDESEP, la organización nacional de pueblos indígenas amazónicos, ha condenado públicamente las modificaciones, describiéndolas como una herramienta para disolver organizaciones que denuncian violaciones de derechos humanos.

Además, las organizaciones firmantes destacan que el Estado peruano, al buscar la adhesión antes la OCDE, debería establecer un compromiso con la libertad individual, la democracia, el Estado de derecho y la defensa de los derechos humanos. Las recientes modificaciones a la Ley 27692 son antidemocráticas y contrarias a estos principios.

En consonancia con la posición de varias embajadas y el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, las organizaciones instan a la OCDE a exigir al Estado peruano la reversión de estas enmiendas para cumplir con la hoja de ruta de adhesión y asegurar un entorno que proteja los derechos humanos.

Finalmente, las organizaciones anuncian que comunicarán estas preocupaciones a las principales empresas de la OCDE que operan en Perú y a los Puntos Nacionales de Contacto de la OCDE, destacando que las modificaciones crean un contexto desfavorable para el cumplimiento de las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales en materia de derechos humanos.

Lea la carta enviada a la OCDE en ESTE ENLACE.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *