Más de ocho años buscando justicia: aún no dictan medidas contra Petroperú por derrame en río Chiriaco

Más de ocho años buscando justicia: aún no dictan medidas contra Petroperú por derrame en río Chiriaco

Este miércoles, 13 de marzo, se llevó a cabo la audiencia en la demanda de amparo presentada por la comunidad nativa de Nazareth y el Gobierno Territorial Autónomo Awajún contra Petroperú, por falta de mantenimiento del Oleoducto Norperuano, ante la Sala Civil de la Corte Superior Justicia de Amazonas, con sede en Utcubamba. El origen del caso fue un derrame de petróleo ocurrido hace más de ocho años.

El 25 de enero de 2016, a la altura del kilómetro 441 del Oleoducto Norperuano, en el distrito de Imaza, provincia de Condorcanqui, región Amazonas, se dio un derrame de petróleo que afectó los suelos agrícolas y el río Chiriaco, afluente del Marañón. El daño ambiental puso en riesgo la salud de distintas comunidades, centros poblados y caseríos de la zona, como Nazareth, Puerto Pakui, Inayo, Pakun, Wachapea, Chiriaco, La Curva y Umukai, y marcó el inicio de un proceso de búsqueda de justicia que continúa hasta hoy.

Preocupación inicial por el agua

En ese entonces, la mayor preocupación de las comunidades era el consumo del agua del río, pues no tenían certeza sobre el daño que había causado el derrame de crudo. “En el río se ven peces muertos, y esa agua va derechito al Marañon. ¿Qué agua beberán las comunidades indígenas ahora?”, dijo, poco después del derrame, Edwin Montenegro, expresidente de la Organización Regional de Pueblos Indígenas de la Amazonía Norte (ORPIAN).

Años más tarde, en 2019, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) determinó no solo que hubo un daño ambiental, sino también que el desastre era responsabilidad de Petroperú, por falta de mantenimiento del Oleoducto Norperuano.

Demanda de amparo contra Petroperú

En julio de 2023, con el patrocinio del IDL, el Pamuk (presidente) de la comunidad de Nazareth, Roger Yampis Akuash, interpuso una demanda de amparo contra Petroperú, en la que exigía la reparación, el mantenimiento y la actualización de gestión ambiental del Oleoducto Norperuano. Sin embargo, en noviembre del mismo año, el Primer Juzgado Civil de Bagua la declaró infundada.

De acuerdo al medio Convoca, Petroperú ha sido responsable de 75 derrames de crudo en la región amazónica, entre 2011 y 2022. Pese a estas faltas sistemáticas, que afectan la salud de comunidades indígenas de la Amazonía, cuya alimentación depende de los ríos, la demanda de Roger Yampis fue desestimada en la sentencia del Poder Judicial.

En la demanda, Yampis y su defensa detallan que en este caso se vulneran los derechos fundamentales a la salud, a la alimentación y al agua, así como los derechos fundamentales de los pueblos indígenas a los recursos naturales que aseguren su subsistencia y a gozar de un ambiente adecuado y equilibrado al desarrollo de su vida (ambos reconocidos en el Convenio 169 de la OIT).

Luego de que el PJ declarara infundada la demanda, la comunidad de Nazareth apeló la sentencia y la audiencia se desarrolló por la mañana de este miércoles, en un nuevo intento por encontrar justicia, ocho años después del derrame en Chiriaco, responsabilidad de Petroperú.

“Estamos de acuerdo con que Petroperú genera un ingreso económico en el país, pero como empresa tiene deberes que cumplir. No estamos diciendo que Petroperú saque todos los tubos. Estamos reclamando que nos atienda a las comunidades porque hemos dejado muchos años sin reclamar. (…) Son más de 40 años que el oleoducto pasa por nuestra comunidad”, declaró Roger Yampis en julio del año pasado.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *