Poder Judicial ordena a autoridades frenar contaminación generada por ladrilleras informales en el Cusco

Poder Judicial ordena a autoridades frenar contaminación generada por ladrilleras informales en el Cusco

Por fin una sentencia favorable para la población cusqueña: el 1° Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia de Cusco ha ordenado, mediante una sentencia,  que el Estado adopte medidas necesarias para combatir, mitigar y frenar la contaminación y deterioro del aire que genera la actividad ladrillera que opera en la ciudad del Cusco. En ese sentido, ha reconocido la vulneración del derecho de los cusqueños a gozar de un medio ambiente adecuado y equilibrado, debido a la emisión de gases y partículas de las ladrilleras que funcionan informalmente en el distrito de San Jerónimo.

Cabe recalcar que la demanda de amparo fue presentada hace dos años por la Asociación de Vida y Medio Ambiente del Cusco, con el patrocinio legal del Instituto de Defensa Legal y Derechos Humanos Sin Fronteras ante la emisión de gases nocivos que sobrepasan los estándares ambientales y la omisión de las autoridades competentes como la Municipalidad Provincial del Cusco, el Gobierno Regional de Cusco, la Municipalidad Distrital de San Jerónimo, la Dirección Regional de Salud de Cusco, y el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental.

¿Qué efectos genera esta sentencia para los cusqueños?

En primer lugar, el Juzgado ordena a la Municipalidad Distrital de San Jerónimo fiscalizar el sector de las ladrilleras y clausurar a aquellas que no cuenten con una licencia de funcionamiento. Como se indicó en la demanda, son 168 hornos caseros que no contaban con instrumentos de gestión ambiental, certificación ambiental y licencia de funcionamiento que asegure la compatibilidad del uso del lugar donde realizan dicha actividad. Asimismo, el juez ordena a la Municipalidad Distrital de San Jerónimo identificar a las ladrilleras que se encuentran funcionando sin licencia y que el mandato debe ser cumplido de forma inmediata.

En segundo lugar, se ordena que Dirección Regional de Salud Cusco brinde atención médica adecuada y prioritaria a los afectados de San Jerónimo. De la misma forma, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) debe continuar con la fiscalización de las ladrilleras informales y continúe con la verificación de las medidas preventivas dictadas.

En tercer lugar, el juez señala que la actividad ladrillera debe de realizarse en base a la adopción de tecnologías o procedimientos ecosostenibles. En otras palabras, como advertimos en la demanda, se debe de cambiar de matriz productora de ladrillos.

El IDL considera  que esta sentencia beneficia a los  ciudadanos desamparados por un Estado que no protege la salud y el ambiente de la población, y con autoridades que omiten la gravedad del caso, pese al perjuicio que genera el aire contaminado.

En este enlace puede descargar la sentencia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.