Por cuarta vez suspenden audiencia por demanda que busca que Sunat no beneficie a Repsol por pagos de resarcimiento por derrame de petróleo en Ventanilla

Por cuarta vez suspenden audiencia por demanda que busca que Sunat no beneficie a Repsol por pagos de resarcimiento por derrame de petróleo en Ventanilla

 

Este jueves, 16 de mayo de 2024, en el Noveno Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima, estaba programada la audiencia por la demanda que busca que Repsol, a través de sus empresas locales Refinería La Pampilla y Repsol Comercial, no accedan a la deducción de impuesto a la renta por los pagos de resarcimiento ambiental por el derrame de petróleo en Ventanilla, ocurrido en 2022. Sin embargo, el acto fue reprogramado y no se realizó. Es la cuarta vez que se suspende la audiencia en este proceso, un caso emblemático de afectación del principio contaminador-pagador, y de vulneración del derecho al goce de un medio ambiente sano y equilibrado.

Se trata de una demanda de amparo, presentada en marzo de 2023 por el Instituto de Defensa Legal (IDL) y CooperAcción, organizaciones defensoras de derechos humanos. La acción legal se dio contra la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat), el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y Repsol Comercial y Refinería La Pampilla, entidades involucradas en el proceso de deducción de impuesto a la renta a la que podría acceder la multinacional española.

Una primera audiencia había sido programada para octubre de 2023, pero no se produjo y se fijó otra fecha. La situación se repitió tres veces este año, en los meses de enero, marzo y ahora, en mayo. Esta vez, de acuerdo a lo notificado por el Poder Judicial, la reprogramación se debió a una redistribución del expediente en los juzgados, a cargo de la Unidad de Planeamiento y Desarrollo del PJ.

 

Demanda busca que Sunat no beneficie a Repsol

El origen de este caso es el riesgo que identificaron IDL y CooperAcción frente a una posible aplicación la deducción fiscal en gastos de resarcimiento ambiental por el derrame de petróleo ocurrido en el distrito de Ventanilla, Callao, en enero de 2022.

Un informe elaborado en 2021 por CooperAcción reveló que el problema radica en una interpretación del artículo 37 de la ley de impuesto a la renta (D. S. 179-2004-EF) que ha sido aplicada durante varios años por el Tribunal Fiscal del MEF.

A causa de dicha interpretación, cuando Repsol pague su impuesto a la renta, se le permitiría deducir de este pago los gastos de descontaminación ambiental originados por el recordado desastre en el mar de Ventanilla. Lo alarmante es que, en definitiva, esto resulta incompatible con los principios ambientales de contaminador-pagador e internalización de costos, que conforma el derecho de todos los peruanos y las peruanas a vivir en un ambiente sano y equilibrado.

CooperAcción concluyó que aquella interpretación del Tribunal Fiscal ha sido aplicada hasta en 12 resoluciones previas, con lo que a empresas que incurrieron en derrames de petróleo e hicieron entrega de bienes se les dedujo de sus impuestos los gastos por los daños ambientales que ellas mismas ocasionaron.

Esa línea jurisprudencial, que se ha dado de manera consistente en los últimos años, beneficia a las empresas responsables de contaminación con la deducción fiscal por gastos de resarcimiento ambiental. Así, la demanda busca que Sunat inaplique la deducción en este caso.

Con todo, se espera que pronto se pueda llevar a cabo la audiencia en este caso, luego de más de un año desde que se presentó la demanda de amparo ante la CSJ de Lima.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *