¿Por qué se quiere sacar del Poder Judicial de Amazonas a la jueza Soledad Barrueto?

¿Por qué se quiere sacar del Poder Judicial de Amazonas a la jueza Soledad Barrueto?

Soledad Barrueto Guerrero es jueza titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Utcubamba. Ha visto los casos “Cuellos verdes de El Milagro”, “Monstruo de las niñas” y  “Los Farsantes de Cajaruro & quot”.

Juan José Quispe, del Área de Defensa Legal del IDL, denuncia: “La magistrada ha sido amenazada. Han dejado una bala en su domicilio, ubicado en Jaén. Además, la versión de inteligencia de la Policía nacional del Perú es que ciudadanos venezolanos están vigilando su casa. Sin embargo, hace 10 días que no le brindan protección. El presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, no hace absolutamente nada por la vida de sus jueces”.

La magistrada ha llevado casos emblemáticos de corrupción como el  caso “Los cuellos verdes de El Milagro”: el año pasado ordenó 24 meses de prisión preventiva contra el general del Ejército José Cruz Flores Guerrero, el mayor Paulo César Villarán Cornelio, el técnico Marco Antonio Yomona Hidalgo y  el proveedor Pancho Kujanchan Yagkug, éste último con orden de captura. Ellos fueron investigados por el presunto delito de colusión agravada en agravio del Estado. La red criminal es acusada de un “presunto alquiler irregular de vehículos para traslado de personal durante los dos últimos procesos electorales, por un total de S/ 1’589,660 a favor de la empresa ‘El Cenepa EIRL’”, informó la fiscalía.

En el caso “Monstruo de las niñas”, el año 2018, dictó prisión preventiva contra Edward Sánchez Rodríguez, quien abusó sexualmente de varias menores de edad.

En el caso “Los Farsantes de Cajaruro & quot”, el año pasado dispuso la detención preliminar de un grupo de funcionarios del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y de la Oficina Descentralizada de Procesos Electorales (ODPE), acusados por la Fiscalía Anticorrupción de haber participado en la falsificación de votos durante las Elecciones Regionales y Municipales 2018. Respecto al alcalde de Cajaruro, Hildebrando Tineo, se le acusó de ser el cabecilla de la organización. Sin embargo, declaró infundado el requerimiento de prisión preventiva contra los integrantes de la presunta organización criminal debido a la pésima fundamentación del requerimiento de prisión realizado por el Ministerio Público.

Por otro lado, la jueza precisa que el fiscal superior José Felicino Novoa Vásquez la denunció porque habría favorecido a unos médicos al archivar la investigación en la que no encontró responsabilidad penal, y cuya resolución fue confirmada por la Sala de Apelaciones.

La jueza Barreto añade que el fiscal Novoa la denunció en base a la declaración de “un testigo anónimo” por delitos que nunca cometió. Ella refiere que este testigo era nada menos que su expareja sentimental, a quien había denunciado meses atrás por violencia familiar.

Juan José Quispe afirma: “¿Por qué quieren “tumbarse” a la jueza Soledad Barrueto? Es evidente que resulta incómoda no sólo para el Ministerio Público, cuyos fiscales- a pesar de sus estruendosos ‘megaoperativos’- no logran probar ante la justicia los requisitos de la prisión preventiva. Todo parece indicar que se busca poner un juez a la medida de los intereses de la Fiscalía, alguien que no cuestione su trabajo”.

El abogado va más allá y sostiene que la Fiscalía de la Nación debe minvestigar y fiscalizar qué está pasando en la administración de justicia de Amazonas. Recuerda que en 2014, el ex procurador anticorrupción Christian Salas Beteta denunció que en Amazonas existía una presunta organización criminal donde estarían vinculados jueces, fiscales y policías, pero nunca se supo el destino final de esa investigación.

¿Habrán estado metidos en esto algunos ‘hermanitos’ de la Fiscalía Suprema y del fenecido Consejo Nacional de la Magistratura (CNM)”?, se pregunta Juan José Quispe.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.