Reactiva Perú: empresas que compraban palma aceitera de áreas deforestadas de amazonía acceden a S/.7.8 millones de préstamos

Reactiva Perú: empresas que compraban palma aceitera de áreas deforestadas de amazonía acceden a S/.7.8 millones de préstamos

Noticia publicada en Convoca el 17/06/20

https://convoca.pe/agenda-propia/reactiva-peru-empresas-que-compraban-palma-aceitera-de-areas-deforestadas-de-amazonia

Compañías extractoras de palma aceitera, que adquirieron frutos de palma de las plantaciones de una compañía investigada por deforestación de bosques primarios en la región Ucayali, obtuvieron préstamos de entidades bancarias con garantía del Estado. El ‘Grupo Melka’ es señalado por apoderarse de forma ilegal de territorios amazónicos habitados comunidades indígenas y donde hoy opera la empresa Ocho Sur. Una de las empresas aduce que pidió el préstamo del programa Reactiva Perú para soportar la crisis y continuar pagando a sus trabajadores y proveedores.

Las firmas Oleaginosas Amazónicas (OLAMSA) y Oleaginosas del Perú (OLPESA), descubiertas por Convoca.pe —en 2018— abasticiéndose en de frutos de palma aceitera de plantaciones de una empresa investigada por deforestar los bosques amazónicos, también fueron beneficiadas por los préstamos con garantía estatal de Reactiva Perú, que están dirigidos a dar soporte a compañías afectadas por la pandemia. Ambas empresas se dedican a la producción de aceite de palma y la comercialización de productos derivados de la palma aceitera.

En el caso de OLAMSA, que administra la planta extractora de aceite de palma más importante de Ucayali, recibió 4 millones 897 mil 475 soles del Banco de Crédito del Perú. Mientras que OLPESA, que tiene la planta extractora de aceite más grande del distrito de Tocache, en San Martín, obtuvo un préstamo de 3 millones de soles del Banco BBVA (Banco Bilbao Vizcaya Argentaria), según el registro de compañías beneficiadas con el programa de rescate financiero Reactiva Perú, difundido por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Opaco antecedente

Como parte de la investigación ‘Palmas para nadie’, en mayo de 2018, Convoca.pe reveló que las empresas OLAMSA y OLPESA adquirían frutos de palma aceitera de las plantaciones del ‘Grupo Melka’, donde hoy operan las compañías Ocho Sur U y Ocho Sur P, el cual era investigado por la Primera Fiscalía Supraprovincial Corporativa de Crimen Organizado por la deforestación de bosques amazónicos en Ucayali.

Este hallazgo periodístico fue posible gracias al seguimiento que realizó el equipo de este medio digital a los camiones que partían de las plantaciones de palma aceitera del ‘Grupo Melka’ y llegaban a las plantas de OLAMSA y OLPESA, con lo que se confirmó que ambas compañías compraban los frutos de palma a una empresa investigada por deforestación de la Amazonía.

Tanto OLAMSA como OLPESA son proveedoras de Alicorp, la principal empresa productora de alimentos del Perú, que concentra la compra de aceite de palma en el mercado y que la utiliza para la elaboración de productos industriales para consumo humano.

Crisis del aceite

Para conocer en qué se planea invertir el dinero solicitado por esas empresas, Convoca.peconversó con el gerente general de OLAMSA, Rubén Meléndez, quien señaló que la compañía ha sufrido un importante impacto económico por la pandemia, ante la reducción del consumo de aceite, y que su principal comprador, Alicorp, ha disminuido sus compras, por lo que vieron necesario solicitar el préstamo del plan Reactiva Perú.

El representante de OLAMSA afirmó que los más de 4 millones 800 mil soles que han solicitado al Banco de Crédito servirá para que la firma pueda continuar abonando salarios a los obreros y sus seguros de salud, así como para pagar por los frutos de palma aceitera a los 1 mil 500 pequeños palmicultores a los que compran el producto.

Meléndez indicó que el mercado pagaba en enero 700 dólares por tonelada métrica y que en la actualidad esa suma ha descendido a 450 dólares. Además, su principal cliente, Alicorp, redujo su compra de 4,000 a 2,500 toneladas. “Le mandábamos 30 cisternas semanales y, ahora, solo 15 o 20”, dijo el gerente, que precisó que el capital otorgado con el aval de Reactiva Perú les ayudará a soportar la crisis a causa de la pandemia.

Al consultarle sobre si aún tienen vinculación con Ocho Sur, Meléndez afirmó que OLAMSA no tiene ninguna relación con esa firma y señaló que la compañía vinculada al grupo Melka se ha convertido en competencia directa de los extractores, pues está produciendo su propio aceite de palma y contrata a las mismas empresas de camiones cisternas para trasladar el aceite a las empresas de alimentos o para la exportación.

Este medio digital también hizo consultas a OLPESA sobre su acceso al préstamo con garantía estatal pero hasta el cierre de esta publicación, no hubo respuesta. 

Demora en la denuncia

OLPESA forma parte del acuerdo internacional Mesa Redonda sobre el aceite de palma sostenible (RSPO, por sus siglas en inglés), plataforma que certifica el uso sostenible de la palma aceitera y que prohíbe a sus miembros adquirir frutos o aceite de palma que no garanticen su responsabilidad ambiental.

Tiempo después de la publicación del reportaje de Convoca.pe, en marzo de 2019, OLPESA fue denunciada ante la RSPO por la comunidad shipibo de Santa Clara de Uchunya, que señaló que la empresa compraba frutos de aceite de palma aceitera a Ocho Sur, compañía que —sostuvieron— ha destruido alrededor de 7 mil hectáreas de bosques en su comunidad para establecer plantaciones de palma aceitera. Para sustentar la queja contra OLPESA, la defensa legal de la comunidad incluyó los hallazgos del reportaje de este medio de investigación periodística.

En la queja, que cuenta con el apoyo legal del Instituto de Defensa Legal (IDL) y del Programa de Pueblos de los Bosques de Inglaterra (en inglés, Forest Peoples Programme), la comunidad solicitó a la RSPO que le retire la certificación de calidad a OLPESA pues, en opinión de la comunidad shipibo, la empresa, al comprar los frutos de palma a Ocho Sur, no cumplió con promover la producción del aceite de palma de origen ambientalmente sostenible.

A casi 15 meses desde la presentación de la queja contra OLPESA ante la RSPO, aún no hay una respuesta formal de esa organización internacional. En una reciente comunicación a los abogados de Forest Peoples Programme, el jefe de la Unidad de Quejas de RSPO, el abogado malasio Pravin Rajandran, informó que ya se completaron los documentos para la preparación de una ‘nota informativa’ sobre el estado de la queja, pero que aún están a la espera de que que el demandado —OLPESA— brinde información adicional.

En declaraciones a Convoca.pe, el abogado del IDL, Álvaro Másquez Salvador, manifestó que la RSPO —con sede en Malasia— ya avanzó con la etapa de recopilación de elementos probatorios y que hace falta que la organización publique un pronunciamiento preliminar en el que se muestren los hallazgos que ha hecho la RSPO con relación a la denuncia.

Másquez refirió que todavía no se conoce la fecha en que se publicará este informe preliminar, pues la RSPO anotó que, ante las disposiciones del gobierno malasio por la pandemia, los integrantes de la Unidad de Quejas no están trabajando de forma presencial en su sede en la ciudad de Kuala Lumpur, situación que demora el trámite del recurso presentado por la comunidad indígena.

Respecto al objetivo de la denuncia, el representante legal de los demandantes precisó que espera que la RSPO retire la certificación a OLPESA porque la investigación de Convoca.pe“ha demostrado que consume frutos de palma aceitera de origen ilícito”. No obstante, estimó que la RSPO también podría aplicar una sanción más leve, como exhortar a OLPESA a dejar de comprar frutos de palma aceitera de zonas deforestadas y aplicarle un seguimiento para asegurar que lo cumpla.

En respuesta a este medio de comunicación, el director de la RSPO para América Latina, Francisco Naranjo, indicó a Convoca.pe que la nota informativa contendrá una “recopilación de los elementos más importantes del caso” y las posiciones y respuestas de ambas partes, tanto de la comunidad shipiba de Santa Clara de Uchunya y de la empresa OLPESA.

Naranjo agregó que este informe será puesto a consideración del Panel de Quejas y Reclamos de RSPO para su deliberación para que ese grupo colegiado tome una decisión respecto a lo que ha solicitado la parte demandante.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.