Sí procede cuestión de confianza (La República)

Sí procede cuestión de confianza (La República)

Noticia publicada en La República el 30/05/19

Hablan los expertos. Se trata de un segundo pedido porque el régimen de Martín Vizcarra es la continuación del gobierno del renunciante Kuczynski. De disolver el Congreso, se convoca a elecciones para que un nuevo Legislativo complete el periodo 2011-2021.

El 6 de noviembre del 2018, el Tribunal Constitucional declaró que “la cuestión de confianza es entendida como una facultad del Poder Ejecutivo, cuya finalidad esencial es servir de contrapeso a la potestad del Congreso de hacer políticamente responsables a los ministros (mediante la moción de censura)”. Y tiene como finalidad “brindar al Poder Ejecutivo un amplio campo de posibilidades en busca de respaldo político por parte del Congreso, para llevar a cabo las políticas que su gestión requiera”.

Precisamente, el mandatario Martín Vizcarra señaló que la cuestión de confianza que el gobierno planteará por intermedio del primer ministro se fundamenta en la Constitución porque demanda al Congreso su respaldo respecto a las políticas de Estado de Fortalecimiento Institucional y lucha contra la corrupción, que se expresan en los cinco proyectos de ley que ha presentado el Ejecutivo.

“Una vez planteada la cuestión de confianza de manera formal por el primer ministro Salvador del Solar ante el Congreso, este tiene que hacer tres cosas: primero, admitirla; segundo, agendarla; y, tercero, debatirla y votarla en el Pleno”, explicó el constitucionalista Gustavo Adrianzén: “¿Qué puede ocurrir en la votación? Puede que el Congreso decida aceptar la cuestión de confianza, o pueda rehusar la cuestión de confianza. Si decide rehusar la cuestión de confianza, el presidente del Consejo de Ministros debe presentar su renuncia en ese momento y el jefe del Estado debe admitir la renuncia del presidente del Consejo de Ministros y de todo el gabinete. En ese mismo momento, el presidente de la República debe nombrar un nuevo gabinete. Pero, además, dice la Constitución, habiéndose negado a dos consejos de ministros, el presidente tiene la facultad de disolver el Congreso. Si decide disolver el Congreso se convocará de inmediato a elecciones parlamentarias para que un nuevo Congreso complete el periodo hasta el 28 de julio del 2021”.

Para Adrianzén, de formalizar Del Solar la cuestión de confianza, sería la segunda vez que lo hace el gobierno, entendiéndose que Vizcarra es el continuador del régimen del renunciante Pedro Pablo Kuczynski. La primera vez que se hizo el pedido de cuestión de confianza lo formuló el ex primer ministro Fernando Zavala, el 15 de septiembre del 2017, en el gobierno de Kuczynski. Esa vez el Congreso lo denegó.

Todos los escenarios

Si, eventualmente, el jefe del Estado disuelve el Congreso, los actuales legisladores no pueden postular a las elecciones para completar el periodo 2016-2021.

“Si es que ocurriera un recorte del mandato, conforme al artículo 134 de la Constitución, a los congresistas se les acabó el mandato simplemente y por eso no podrían postular a la reelección, conforme a la reforma constitucional aprobada el año pasado”, precisó el constitucionalista Joseph Campos, exasesor de la Defensoría del Pueblo.

Y si en caso se aprobase la cuestión de confianza, y el Congreso no aprueba los proyectos de ley de reforma que desea el Ejecutivo, ¿qué ocurriría? “En efecto, podría no aprobarse alguno de los proyectos del gobierno, y no debería pasarle nada al Congreso. La regla de la política en el foro político -que es el Congreso- permite esa posibilidad. No se le puede obligar, desde fuera, y menos desde otro poder, a tomar una voluntad política distinta”, opinó Campos.

En cambio, el constitucionalista Juan Carlos Ruiz Molleda señaló que la decisión de Vizcarra está conforme a las normas. “Se justifican las causales planteadas por Vizcarra para pedir cuestión de confianza. Le han rechazado reformas que él ha planteado. La facultad de gobierno no está en el Congreso sino en el Ejecutivo”, indicó.

¿Qué debería aprobar el Congreso para dar la confianza solicitada por el Ejecutivo y cuáles serían los márgenes que tiene para dicho fin?, preguntamos a Ruiz.

“Pasa que el Congreso va a tratar de modificar lo presentado por el Ejecutivo porque tiene la facultad de configuración legislativa y tiene cierto margen de libertad. Van a desnaturalizar la esencia de los proyectos, es lo más probable. Todo el paquete debe ser aprobado porque si no se desnaturaliza”, contestó.

Por su parte, Joseph Campos argumentó: “El Congreso no debe buscar la confianza del Ejecutivo, es al revés. Como instancia es nuestra representación política según los votos. Para condicionar la voluntad del Congreso, se deben hacer actos políticos ciudadanos, redefinir la correlación de fuerzas dentro del Congreso, etc. Pero nunca el Ejecutivo hacerle la agenda y los términos de su actuación”, concluyó.

Gobierno de Vizcarra es continuación

– “El presidente Martín Vizcarra está completando el periodo presidencial del exmandatario Kuczynski por renuncia de este. Es exactamente el mismo gobierno porque fueron elegidos en la misma plancha presidencial”, aclaró el constitucionalista Gustavo Adrianzén a quienes sostienen que Vizcarra es un nuevo régimen.

– “La Constitución dice que cuando elegimos al presidente, elegimos a los vicepresidentes al mismo tiempo. La fórmula constitucional ha planteado la existencia de los vicepresidentes porque al presidente le podría pasar algo, en este caso renunció pero pueden vacarlo o podría fallecer, entonces no es un nuevo gobierno, es exactamente el mismo gobierno”, manifestó Adrianzén.

– El especialista añadió que, además, el Congreso sigue siendo el mismo, mientras que en el Ejecutivo ha producido una sucesión. Y se trata del Congreso que ya le negó una vez la confianza al Ejecutivo. Esta es una segunda oportunidad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares