Policía con prisión preventiva por muerte de manifestante en Cusco está fugado

Policía con prisión preventiva por muerte de manifestante en Cusco está fugado

El juez Leodán Cristóbal impuso 18 meses de prisión preventiva contra el SO PNP Joe Erik Torres Lovón, quien disparó una rágafa de perdigones a la espalda de Rosalino Florez Valverde, un joven de 22 años, estudiante de gastronomía, que salió a la calle a manifestar durante las protestas del año pasado en el Cusco.

El abogado defensor de la familia es Juan José Quispe, del Área Legal del IDL, quien precisa los motivos que expuso el juez para dictar la medida:

1. Existe sospecha fuerte en el delito: testimonios inclusive de los propios efectivos policiales, tres videos, documentos policiales, falsificación y obstrucción de documentos policiales.

2. Ha tomado en cuenta que el imputado no se presentó a la diligencia para realizar la pericia antropológica, que se debía realizar para determinar si la persona que aparece en los videos es él. (Aunque sus compañeros de armas ya han declarado que él estaba en el lugar de los hechos: Av. 28 de julio en Wanchaq, Cusco).

Juan José Quispe justifica la medida de prisión preventiva : “No tiene arraigos de calidad en lo laboral, domiciliario y familiar lo que implica un grave riesgo de peligro de fuga. Existe proporcionalidad, idoneidad y  necesidad en sentido estricto. No existe otra medida menos gravosa que asegure la presencia del imputado durante todo el proceso penal. Es más, en este momento el acusado está no habido y esperemos que se presente ante la justicia o que se le capture para que cumpla con la orden del juez”.

Según la información obtenida por el IDL, el juzgado ha tomado en cuenta los informes de Human Rights Watch, la CIDH y la OEA que concluyen que los agraviados fueron heridos de muerte y fallecieron por una respuesta  gubernamental que aplicó el uso desproporcionado de la fuerza para repeler unas manifestaciones sociales con  demandas puntuales.

El abogado afirma que “ hubo las fabricación de documentos por parte del imputado y de la propia Policía Naconal del Perú. Esto lo han hecho porque la pena es bastante alta: son de 15 a 35 años de prisión”.

 

Foto: La República

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *